La concejala de Juventud, Marta Lloret, ha anunciado que a partir de ahora el área tendrá a su disposición una técnica que realice las labores administrativas del departamento, atienda las propuestas de los ciudadanos, así como la puesta en marcha de proyectos que favorezcan al municipio.

Mercedes Benedicto, maestra y pedagoga, es la persona que el Ayuntamiento, gracias a una subvención del Institut Valencià de la Joventut, destinada a municipios mayores de 5.000 habitantes, ha nombrado como profesional de la juventud que, junto a la edil, pondrá en marcha las estructuras de participación juvenil necesarias.

La edil se ha mostrado satisfecha por poder anunciar esta contratación, que en un primer momento es hasta finales de año, ya que en palabras de Lloret, “Mercedes Benedicto es una persona preparada y cualificada, que con un trabajo coordinado y cooperativo se llegará lejos”.

Por su parte, Mercedes Benedicto ha explicado que cuando vio la oferta de la bolsa de trabajo como técnico de Juventud, “me motivó mucho el hecho de poder trabajar con y para los jóvenes de Altea, mi pueblo y poder establecer un vínculo con ellos y ellas”. “A partir de hoy mi tarea principal es estar a disposición de los jóvenes para poderlos asesorar, orientar e informar en todo aquello que necesiten, además de poner en marcha diferentes iniciativas que vamos a empezar a formalizar como por ejemplo la puesta en marcha de talleres y cursos de formación, entre otros”; ha añadido la nueva técnica del área de Juventud, quien atenderá a los ciudadanos en la planta baja del Centro Juvenil.

Tanto la edil como la técnica han invitado a los y las jóvenes del municipio a transmitir al área sus inquietudes y necesidades con el objetivo de tenerlas en cuenta a la hora de programar la actividad municipal en cuestión de Juventud.

Una vez más la edil ha hecho hincapié en que las puertas de su despacho, en la planta baja del Ayuntamiento, están abiertas para cualquier joven o padre que quiera transmitir queja, sugerencia o duda. “Esperemos que este sea el primer paso para crear un asociacionismo real en nuestro municipio para que los y las jóvenes tengan voz y voto. Puedan pensar, proponer, elegir y decidir cómo quieren pasar su tiempo libre porque nadie mejor que ellos lo sabe”. Ha concluido Marta Lloret, concejala de Juventud del Ayuntamiento de Altea.