Tras la obtención de la subvención concedida por la Diputación de Alicante, Altea está ejecutando los trabajos de selvicultura en el Pinar de Calçes, complementado con el resalvo de encinas, repoblaciones bajo cubierta y fajinas para evitar la erosión por escorrentía provocada por las recientes lluvias. Estas actuaciones, actualmente visibles, persiguen el objetivo de mejorar la sostenibilidad y viabilidad futura de los espacios naturales municipales.

 En el caso de la línea de prevención de incendios se ha intervenido en 5 parcelas de propiedad municipal. Los trabajos realizados se han basado en la eliminación del estrato arbustivo y arbóreo que pueda ocasionar dificultades y aumentar la peligrosidad en la extinción de un incendio. “El resultado ha sido la obtención de un espacio natural mejor conservado y protegido”, comenta Beatriu Nomdedeu, edil de Medio Ambiente.

Nomdedeu destaca “la labor del departamento de Medio Ambiente, por su trabajo en la resolución de la gestión local y por el esfuerzo para conseguir resultados eficaces antes de la temporada de mayor riesgo de incendios en nuestro municipio”.