La concejala de Medio Ambiente, Beatriu Nomdedeu, ha asistido a la reunión de la comisión de seguimiento del convenio de colaboración de vigilancia, control y gestión de la zona marítima del Parc Natural de la Serra Gelada y su entorno natural.

El encuentro ha tenido lugar en el CEA Carabineros de l’Alfàs del Pi y ha reunido a José Ramón Viejo; gerente del Club Náutico de Altea; Joaquim Such, director del Parque Natural; Rocío Guijarro, concejala de Medio Ambiente de l’Alfàs del Pi, y Daniel Gilabert, patrón de la embarcación y guarda pesca marítimo.

En la reunión se ha hecho balance del servicio de vigilancia marina, que tuvo lugar durante los meses de verano, además de plantear propuestas de cara a la próxima temporada, como la ampliación del número de boyas de amarre ecológico, y la búsqueda y delimitación de zonas de arena para el fondeo de embarcaciones.

La embarcación hubo realizado labores de vigilancia y control del entorno marino de la Serra Gelad, además de brindar información a los usuarios y empresas del sector sobre la normativa aplicable en este espacio protegido. Así lo abordaba Beatriu Nomdedeu, quien destacaba que “existe la necesidad de dotar el servicio con los recursos necesarios para que pueda desarrollar labores de investigación que sirvan para evitar y minimizar impactos negativos en los espacios naturales”.

Por otra parte, la embarcación desarrolló tareas de investigación científica consistentes en el seguimiento de la flora y la fauna del entorno. La edil, que así lo trasladaba a Conselleria, reiteraba “la necesidad de ampliar la protección del Parque Natural para preservar espacios de gran valor ecológico del municipio de Altea, como son la desembocadura del río Algar o el afloramiento volcánico de Cap Negret”.