El director de la asociación Ambiente Europeo, Daniel Rolileri,  ha estado  en Altea impartiendo conferencias en los IES Altaia i Bellaguarda y de forma abierta a todo el público en la Casa de Cultura; así lo ha dado a conocer  la edil de Medio Ambiente, Beatriu Nomdedeu.

Como ha explicado la responsable municipal, la Asociación Ambiente Europeo (AAE) es una organización sin ánimo de lucro dedicada a la protección del medio ambiente a través de proyectos basados en la creación de conciencia social sobre problemas ambientales y en la capacidad de los ciudadanos para contribuir a su solución.

Para Daniel Rollieri “no importa donde vivamos, en este planeta todos los seres humanos están conectados con el océano de un modo u otro. Un océano vivo juega un papel críticamente importante en cada uno de nosotros. Los océanos son fuente de incontables puestos de trabajo, impulsan la economía y la prosperidad; nos proveen comida, oxigeno y compuestos para fabricar medicinas; regulan el clima, absorben gran parte de la polución del aire y del agua generada por las más de 7 mil millones de personas que habitan el planeta y brindan una gran variedad de servicios ambientales que aún no valoramos suficientemente. Sin embargo –y a pesar de los beneficios que los océanos nos proveen– como sociedad global tiramos piedras contra nuestro tejado destruyendo el sistema que da soporte vital a nuestro planeta”.

“La mayoría de la gente reconoce como amenazas para la salud de nuestro planeta y nuestro bienestar temas como la polución del aire y del agua, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático. Pero el impacto de la creciente cantidad de residuos marinos en los océanos del planeta ha sido ignorado por décadas. Aún hoy la sociedad no considera este problema como una seria amenaza”; añade Rolileri, quien puntualiza que “los residuos provienen de diversas fuentes y viajan por el mar enormes distancias empujados por el viento y las corrientes. Una botella de plástico recorre miles y miles de kilómetros durante años. El lentísimo proceso de degradación de los residuos arrojados al mar –mayormente de plástico– y el constante incremento de la cantidad de basura que generamos produce un crecimiento gradual de desechos acumulados en el mar y en las costas de todo el planeta”.

Por su parte, la edil de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Beatriu Nomdedeu, ha agradecido la presencia de Daniel Rolileri en Altea y  la implicación de los centros docentes que han incluido en sus agendas estas  charlas que contribuyen a la concienciación sobre la problemática que suponen las basuras marinas. Nomdedeu también ha tenido palabras de agradecimiento para las personas que han asistido a la conferencia celebrada en la Casa de Cultura. “Es un problema global que podemos mejorar con nuestras acciones individuales”. Ha concluido Beatriu Nomdedeu.